Hoy os traemos 7 aplicaciones con las que los padres pueden restringir a sus hijos el acceso a ciertos contenidos no aptos para su edad, así como también controlar qué aplicaciones usan y el tiempo que emplean en dispositivos electrónicos.

El uso del móvil, tablet u ordenador cada día es más frecuente en los pequeños. Las horas de uso siguen aumentando y es una realidad que preocupa a sociólogos y psicólogos del mundo, y más cuando la tendencia afecta a los más pequeños de la casa.

Las nuevas generaciones parecen nacer con conocimientos básicos de informática, bebés de meses ya saben cómo usar un móvil y la tablet se ha convertido en el juguete favorito de todos los niños pero… ¿hasta qué punto esto no es peligroso?

Los niños tienen a muy fácil alcance contenidos que para su edad no son apropiados o puede cometer algún error descargando alguna de las aplicaciones de pago. Es por ello que ya existen en el mercado de las apps varias aplicaciones con las cuales los padres pueden ejercer un control parental en el uso que hacen sus hijos de los dispositivos electrónicos.

Las mejores aplicaciones de control parental

Kid’s Shell es una de estas aplicaciones. Esta herramienta básica y muy sencilla de manejar nos permite controlar a qué aplicaciones pueden acceder los niños por medio de la creación de un menú principal en el que el niño no puede salir y el cual contiene las aplicaciones que creemos aptas para su edad.

Qustodio, al igual que la anterior permite controlar qué aplicaciones pueden usar nuestros hijos. Con Qustodio, además, se puede ajustar el límite de uso diario y monitorizar todo lo que se hace con el teléfono, especialmente eficaz en el control del uso de las redes sociales.

Una de las más utilizadas es Norton Family. Con ella se puede hacer un seguimiento del historial de visitas, genera un aviso de descarga antes de instalar una app y controla el uso de las redes sociales, pudiéndose consultar todo desde otro dispositivo. Supone una vigilancia de 24 horas.

Muy parecido a un antivirus es la aplicación Kaspersky SafeKids. Además de que permite realizar las mismas funciones que todas las aplicaciones anteriormente mencionadas, esta en particular permite también conocer la ubicación de los niños en todo momento gracias a que incluye un geolocalizador.

Dinner Time es una de las más creativas porque permite la posibilidad de bloquear el uso de un dispositivo desde otro con solo pulsar la opción de “Take a Break”.

Teen Safe permite el control del uso de un dispositivo y el rastreo de la ubicación del mismo. Al parecer ya hay más de medio millón de padres en todo el mundo que la han descargado.

Por último tenemos Parenty Control. Con esta aplicación se puede crear un menú completo, el cual se puede personalizar e incluir las apps que queremos que los niños puedan utilizar, como otras aplicaciones. También permite gestionar el tiempo de uso y la ubicación.