Brunetes por un día en Piratas Rock Wey

Ser unos auténticos brunetes es fácil en Piratas Rock Wey donde al abrir sus puertas nos adentramos en un restaurante donde la decoración nos dejará con la boca abierta. Suelos y paredes de madera simulan el interior de un barco pirata decorado con todo lo necesario como cuadros de los mejores capitanes que ha habido, columnas de calaveras y trampillas para los prisioneros.

Este restaurante que no dejará indiferentes a nuestros pequeños ofrece comida y espectáculo haciéndonos sentir verdaderos piratas. El entrante estrella son las croquetas de buey que se salen de la idea convencional de croquetas porque se trata de saquitos de hojaldre rellenos y cerrados con cebolla. Destacan de Piratas Rock Wey sus carnes a la piedra que hace el propio cliente en una plancha eligiendo así el punto a la que hacérsela y permitiendo que siempre coma caliente. También podemos encontrar ensaladas, sándwiches y pescados, aunque no es lo que más veremos servido.

Los pequeños piratas disfrutan de una hamburguesa brunete para ellos con la que es imposible quedarse hambriento. Piratas, como es más comúnmente llamado, sirve siempre de aperitivo paté con mermelada que se puede untar en tostas de pan y ayuda a agilizar la espera de la comida. Piratas Rock Wey tiene menú diario que es la mejor opción y donde nos ofrecen una gran cantidad de primeros y segundos junto con la bebida, postre, café y chupito.

Los espectáculos que ofrece son conciertos que se realizan sobre un barco pirata y del que se puede disfrutar de música rock, funk soul y blues durante la mayoría de los días. Disfrutando de la música podemos tomarnos un refresco o cócteles en la barra que nos permitirá una perfecta visión del escenario. Además, los grandes podrán revivir tiempos con sus máquinas de pinball y enseñar a los pequeños a disfrutar de estas reliquias.

Piratas Rock Wey se trata de un lugar magnifico para traer a nuestros pequeños y dejar que disfruten de ser piratas, en especial en Halloween cuando los simpáticos camareros se disfrazan y el ambiente que se disfruta tiene un encanto especial. Para cenar es necesario reservar porque siempre tiene una gran cantidad de gente y se puede acudir en dos turnos, a las 21.00 o a las 23.00.

Información:

  • Localización: calle Navales 33 (polígono Urtinsa) en Alcorcón
  • Transporte público: Puerta del Sur (L10 y L12)
  • Teléfono para reservar: 91 643 69 28