Las claves para elegir el mejor centro educativo para nuestros hijos

La época de matriculación para el nuevo curso escolar se acerca y con ello el momento de elegir el centro educativo.

Centro educativo

El periodo de inscripción en centros educativos de infantil y primaria en Madrid comenzará el 24 de abril hasta el 10 de mayo. Mientras, para el caso de los centros de Educación Secundaria, el plazo es del 24 de junio al 11 de julio.

Conforme se acerca esta fecha, hay que empezar a plantearse la elección del centro. ¿Cuál es el mejor para los niños? Dudas surgen sobre los factores a tener en cuenta. En esta situación, hay varias fases a tener en cuenta que recoge el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Madrid (CDL).

Antes de entrar en detalles, lo principal es tener claro que el ambiente familiar en el que convive el hijo tiene que ir en consonancia con el centro en todos sus aspectos, tanto económicos y sociales como ideológicos y formativos. A continuación, os recogemos los puntos principales que CDL recomienda considerar para poder elegir la mejor escuela para el niño.

TOMA DE DECISIONES

En primer lugar, se comienza con la toma de decisiones. Es una proceso que se debe considerar con calma y no tomar una decisión precipitada. Así pues, los pros y los contras deben tenerse en cuenta. Asimismo, se debe considerar la elección del centro a nivel global en cuanto a periodo de educación, es decir, no solo hay que pensar en infantil y primaria, sino también secundaria y bachillerato. Y es que hay centros educativos que cuentan con todas estas etapas educativas y que supondría una periodo de escolarización entre 15 y 16 años continuos.

Por otro lado, otra opción es pensar en el niño y su posible futuro como adulto. Y es que el tiempo educativo es una parte primordial que lleva al niño hasta convertirse en adulto. Por ello, entra en juego los valores principales que se desea trasladar al hijo o hija y qué persona se desea que sea.

LA ELECCIÓN NO ES DEFINITIVA

Durante la consideración de los centros, no hay que angustiarse, ya que la elección de colegio no es irreversible. Por ello, si en un futuro se considera que el centro no es el adecuado se puede cambiar.

AMBIENTE SOCIAL

El centro educativo es uno de los ambientes principales que influyen en el niño. Es donde aprende a socializar y entablar relación con diferentes personas. Asimismo, allí reciben los valores que se trabajan en el centro.

Por ello, el ambiente del colegio es condicionante en su desarrollo, así como la diversidad y la familiaridad dentro del mismo son relevante para el desarrollo de sus valores de convivencia y su sentimiento de pertenencia.

SUFICIENTE INFORMACIÓN REAL

Como es lógico, la información que consideramos del centro educativo tiene que ser amplia y no solo enfocarse en un solo aspecto. Por ejemplo, el centro educativo puede tener grandes instalaciones. Sin embargo, dicho colegio no ofrece personal competente en la materia de inglés. Así pues, las consideraciones tienen que ser extenso.

DIFERENTES TIPOS DE CENTROS

De igual modo, dentro de los factores a considerar se encuentra el tipo de centro en función de su titularidad. Hay tres opciones: centros públicos, privados concertados y privados. Cada uno tiene diferentes características que hay que considerar dependiendo del ambiente familiar y las expectativas.

CASO DE PROGENITORES SEPARADOS O DIVORCIADOS

Por otro lado, en caso de los progenitores separados o divorciados que comparten la patria potestad, hay que tener en cuenta que la solicitud de admisión debe estar firmada por ambos cónyuges o tutores legales. Por ello, es recomendable que haya un acuerdo en la escolarización entre ambos para que, de este modo, no hay desavenencias futuras que repercutan en los hijos de manera negativa.

VISITA PRESENCIAL

Por último, es recomendable visitar presencialmente el centro antes de tomar cualquier decisión definitiva en cuanto a la elección de centro. Antes de la visita, se debería consultar la información online disponible del centro para ir preparado con anterioridad.

Posteriormente, es aconsejable asistir tanto a la jornada de puertas abiertas como visitar a la hora de entrada o salida el centro. De esta manera, te harás una idea más clara del ambiente que hay en dicho centro. Asimismo, se puede concertar una entrevista con los responsables del centro para recabar información más completa.