Dicen que rectificar es de sabios. Sí, es cierto, sobre todo cuando se roza el ridículo al tomar una decisión.

Este martes vivimos uno de los principales esperpentos durante la gestión de la crisis sanitaria por parte del gobierno. Nunca antes había existido unanimidad. La medida que se estaba adoptando de permitir a los niños solo ir a hacer recados rozaba lo absurdo.

¿Os imagináis a un niño (sin mascarilla ni guantes) en un supermercado, cruzándose con otros niños en el pasillo de las galletas, mientras el padre o la madre carga con una cesta o está pendiente del carro? ¿O a un niño en una farmacia con lo expuestos que están sus trabajadores? ¿Y en el Centro de Salud acudiendo simplemente como acompañante?

Si el Gobierno no hubiera rectificado a tiempo, muchos padres habrían forzado la situación de llevarles a estos espacios cerrados, focos de nuevos contagios. Todo el avance del confinamiento tirado por la borda.

¿Y dónde iban a conseguir esa tan preciada Vitamina D los menores? ¿En la cola de la pescadería?

LOS MENORES PODRÁN SALIR A PASEAR

Menos mal que todo quedó en una broma pesada y los niños menores de 14 años sí podrán salir a la calle a partir del 26 de abril. Todavía no se conocen las condiciones exactas, en las próximas horas lo anunciarán.

Se espera que se tomen medidas estrictas (y lógicas) y estos paseos estén limitados en tiempo, distancia respecto a casa e incluso acompañamiento (un solo progenitor o tutor).

El consejero de Sanidad, preguntado sobre qué significa dar paseos, ha contestado que “dar paseos es dar paseos” y ha dicho que en los próximos días se ofrecerán detalles sobre la distancia y el tiempo máximo, en función de las recomendaciones de los expertos.

“Dar un paseo es dar paseo y no necesariamente ir a un establecimiento concreto, al que también pueden ir acompañados de adultos”, ha precisado.

Illa ha señalado que este mismo sábado dictará la orden correspondiente para que pueda ser ya cumplida el domingo, si mañana se ratifica el decreto de alarma.

La Asociación Española de Pediatría celebra la rectificación y, a la espera de los detalles que pueda facilitar sobre las medidas de seguridad que han de rodear las salidas de los niños, esta sociedad subraya la importancia de que niños y adolescentes mantengan las medidas de distanciamiento social.