Se acerca el carnaval, y con él, la ilusión de los más pequeños por disfrazarse. En este artículo os propondremos las temáticas más divertidas y originales de disfraces de carnaval para niño, con el fin de que los pequeños de la casa disfruten de las fiestas de disfraces.

Animales y plantas: 

Un clásico en las fiestas de disfraces infantiles. Prácticamente cualquier animal o planta se pueden convertir en un gran disfraz. Por ejemplo, un gallo, un conejito o cualquier otro animal de granja; un perro, un gato u otro animal doméstico; una simpática jirafa, un león rugiente o algún animal salvaje. como lobos, renos, zorros, ranas, osos, tigres, abejas… cualquier opción es buena siempre que sea el animal favorito de vuestro hijo. Respecto a las plantas, una bonita margarita, o incluso cualquier hortaliza o fruta son una simpática opción de disfraz, como: unas uvas, una zanahoria, un limón, un plátano, una manzana, una sandía…

Personajes de Cine y TV: 

Otra de las temáticas que más demandan los niños son sus personajes favoritos de las series de televisón o de sus películas cinematográficas. Dentro de estas, siempre hay un hueco especial para los superhéroes, como: El increíble Hulk, Súper Mario, Spiderman, Capitán Trueno, Capitán América, Batman, Superman… O personajes más clásicos como Robin Hood, Peter Pan, Los Pitufos o Mickey Mouse. Con estos disfraces nunca vas a fallar, aunque debes estar pendiente de que el atuendo sea del gusto de tu hijo y de qué personajes estarán de moda este año.

Décadas: 

Los disfraces por décadas temáticas son muy originales y divertidos. Un gánster de los años veinte con sombrero de ala y cala de malo, o un hippy colorido de los años sesenta, incluso tu pequeño puede sacar su lado más roquero y moderno de los años setenta.

Fantasía: 

Los personajes de fantasía siempre están muy demandados en las fiestas de disfraces, ya que dejan volar la imaginación de los niños y a la vez, se adecúan a sus gustos. Personajes fantásticos como unicornios o pegasos, brujos, robots futuristas y un largo etcétera. El límite está donde vosotros queráis.

Históricos: 

Los personajes históricos gustan mucho a la hora de disfrazarse, sobre todo, los de corte más aventurero. Por ejemplo: un aguerrido pirata, un hombre de las cavernas, un hábil mosquetero, un disfraz conjunto de indios y vaqueros siempre será una opción divertida en grupo, incluso, un vikingo o un caballero medieval.

Personas del Mundo: 

Es muy divertido conocer otras culturas y lugares a través del disfraz y nuestros peques podrán viajar tan lejos como deseen. Aires asiáticos como un disfraz de chino, o de ninja; un mejicano con su gran sombrero; hasta un guardia inglés puede llamar la atención de los niños.

Profesiones: 

Otra de las temáticas más habituales, es dejar que los pequeños se disfracen de una profesión que les atrae o les resulte simpática. Por ejemplo, pueden soñar con ser médico, policía, payaso de circo, domador de leones, un valiente bombero, un explorador o un astronauta que sueñe con llegar a la luna.

Esperamos haberos dado muchas ideas de los mejores disfraces infantiles de carnaval, a día de hoy los hay para todos los bolsillos y gustos, aunque lo que no tiene precio es la ilusión de un niño cuando por fin ve su disfraz.