El Ratoncito Pérez podrá seguir desarrollando su trabajo durante el tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno por la crisis del coronavirus. Aún así, deberá adoptar las medidas de prevención establecidas para no dar facilidades a la propagación de la enfermedad.

Así lo han decidido ya numerosos municipios de la Comunidad de Madrid, como El Boalo-Cerceda-Matalpino, San Lorenzo de El Escorial, Boadilla del Mote, Becerril de la Sierra o Ciempozuelos. 

Estas localidades consideran como “esencial” la labor que hace con los más pequeños de la casa.

El alcalde de El Boalo, Javier de los Nietos, por ejemplo, ha emitido un bando en el que autoriza a este popular personaje a visitar a los niños de esta localidad. Argumenta que realiza una “actividad esencial” cuando a los pequeños se les cae un diente.

El regidor menciona en el escrito que los menores “se están portando muy bien y están siendo muy valientes y responsables”, mientras cumplen con la normativa de quedarse en casa, algo que es “fundamental para que el coronavirus se vaya”.

Los alcaldes hablan con el Ratoncito Pérez

En el bando, De los Nietos dice que ha mantenido una conversación con el Ratón Pérez para que prepare los elementos de seguridad necesarios, como mascarillas y guantes. También le pide que “se comprometa a desinfectar las monedas y regalos” que les deje a cambio de los dientes, además de lavarse las manos con agua caliente antes y después de salir de las viviendas.

En San Lorenzo de El Escorial, la alcaldesa Carlota Esteban ha emitido un comunicado en el que le da carta blanca para hacer su cometido. Afirma que los niños están siendo “muy valientes y responsables”.

El alcalde de Boadilla, Javier Úbeda, ha anunciado en las redes sociales que su equipo ha decidido que en su localidad pueda seguir prestando servicio a pesar del confinamiento.

La web del Consistorio de Becerril de la Sierra incluye un “bando especial” con el mismo fin y felicita a los “niños y niñas por lo bien que se están portando en estos días tan difíciles” para todos.

Y en Ciempozuelos, su alcaldesa, Raquel Jimeno, ha difundido un comunicado en el que se reconoce a los niños y niñas como “los otros verdaderos héroes”. 

Además, ha autorizado al Ratoncito Pérez a “seguir caminando por las calles de noche siempre que un niño lo necesite”, a pesar de las órdenes de confinamiento.