El Estado Santiago Bernabéu, el Museo de Ciencias Naturales, la estación de Atocha, el Jardín Botánico y la Biblioteca Nacional cuentan con algunos objetos y personajes del mundo mágico de Harry Potter que esperan ser descubiertos. Esculturas del mundo fantástico creado por J.K. Rowling que se quedan en Madrid para proponer un plan al aire libre y gratis.

PROBAR LA NIMBUS 2000 Y ENCONTRAR ANIMALES FANTÁSTICOS POR LA CIUDAD

Esta exposición cuenta con varias piezas que tratan de establecer un vínculo con el lugar donde se ubican. Así, en el Estadio Santiago Bernabéu se puede encontrar la escultura dedicada al deporte mágico Quidditch, con la escoba más rápida del mundo, la Nimbus 2000 donde tanto niños como padres se pueden subir. En Atocha está ahora la pared para llegar al andén 9 y 3/4, aunque esta vez está en su exterior ¿Lograréis cruzarlo? «El monstruoso libro de los monstruos» también ha llegado a la capital, pero parece que este no muerde, de momento. De entre todos ellos, El Museo de Ciencias Naturales es lugar de parada obligado, allí se encuentran algunos de los Animales fantásticos de J.K. Rowling que parecen haber escapado de la maleta del mago experto en zoología Newt Scamander.

«Madrid ciudad mágica» situará esculturas y figuras icónicas de las películas de Harry Potter en las calles de Madrid hasta el 15 de diciembre. La muestra coincide con el estreno de ‘Animales Fantásticos: los crímenes de Grindewald’ y forma parte de su promoción. Su objetivo es vincular las distintas localizaciones de la ciudad con sitios del mundo mágico en el que se ambientan las novelas de J.K.Rowling.

Las figuras también incluyen en su reverso un fragmento de las novelas de Rowling donde se describe el elemento de la escultura, junto con reseñas históricas del lugar donde se encuentre. Además, con el hashtag #madridciudadmágica podréis subir a Instagram las fotos que os hagáis con las figuras para dejar una muestra de lo divertida que es esta exposición al aire libre.