La Comunidad de Madrid ha presentado tres guías para las familias madrileñas para el buen uso de las tecnologías digitales en niños y adolescentes: sobre el acoso en las redes sociales o ciberbullying, la adicción a los videojuegos o el abuso de las pantallas digitales.

Durante la presentación de las guías el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, ha destacado que “el 70 por ciento de las víctimas de ciberbullying son femeninas”; por tanto, “se produce un porcentaje mayor de niñas acosadas en las redes que en otros ámbitos, donde el número de afectados por sexos está más equilibrado, con un 47 por ciento de mujeres frente al 53 por ciento de hombres”.

“Pedimos a los adolescentes que se pongan en la situación del acosado y que hagan frente al acosador. Con ello estaremos educando a una sociedad más justa y solidaria con los que son más débiles”, ha añadido el consejero. En esta línea, ha recalcado que el acoso escolar “es hoy un problema mucho mayor, porque no se circunscribe al ámbito ni al horario de colegio, sino que llega a la vida familiar y privada”.

Asimismo, Izquierdo ha manifestado su preocupación por que todos los menores madrileños estén protegidos frente a los riesgos que, a su parecer, supone “hacer un mal uso de las nuevas tecnologías, moderando entre otras cosas el número de horas que dedican a las mismas, eligiendo bien los videojuegos para su tiempo de ocio y haciendo una utilización racional de las pantallas, sin dejar de aprovechar sus ventajas y grandes posibilidades.

La educación de los menores “es una responsabilidad conjunta de padres, profesionales e instituciones que aprendan a utilizar bien las pantallas para desarrollarse adecuadamente”.

Estas publicaciones, que se pueden solicitar en la Dirección General de la Familia y el Menor o a través del correo electrónico ‘[email protected]‘, se suman a las 14 anteriores de la colección La familia cuenta, en las que se ofrecen pautas para el bienestar de los niños y adolescentes en todos los ámbitos de la vida.

De esta forma, el objetivo del Gobierno Regional es aumentar el bienestar de la infancia en la región y ayudar a las familias en la educación de sus hijos. Por último, Izquierdo ha destacado el compromiso que tiene el Gobierno regional con la infancia y la familia, desarrollando “unas políticas con un marcado carácter social que convierte sus obligaciones de Gobierno en oportunidades para los madrileños”.