África queda muy lejos, pero a tan solo 50 km de la capital, Safari Madrid te ofrece la posibilidad de observar animales salvajes en libertad, desde su vehículo, como si estuvieran en plena tundra africana.

A tan solo unos metros, tanto niños como adultos podrán observar a los animales como elefantes, leones, emús, monos, jirafas y un sinfín de animales que habitan y se relacionan de la misma forma que lo harían estando en su hábitat natural con buena calidad de vida que disfrutan de nuestras instalaciones.

Todos los animales se encuentran al aire libre, en un hábitat que ellos mismos han construido y organizado. Podréis ver disfrutar a los elefantes bañándose, a los leones rugir, a los emús corriendo a gran velocidad por la extensa pradera o un gran rinoceronte de más de 4.000 kg a escasos metros de vuestro coche.

También podréis visitar el Mini-Zoo, donde se encuentran los animales que por sus características tienen que estar en recintos cerrados. Aquí podréis admirar animales como los tigres, rapaces, hurones, chichillas y a una familia de primates muy amorosos.

Safari Madrid está dividido en varios rincones como en el de las aves donde se encuentra una magnífica colección de aves exóticas como cacatúas, guacamayos o faisanes. Muy cerca de allí, se encuentra el rincón de los mansos, donde los más peques podrán dar de comer a los pequeños animales como cabritas, cerditos o dar un paseo en pony.

Como broche final, podréis disfrutar de una espectacular exhibición de aves rapaces en total libertad admirando los vuelos acrobáticos y planeo.

Para finalizar el día de naturaleza y fauna, Safari Park cuenta con una gran zona de ocio para los pequeños con pistas de karts, piscina de verano y toboganes y ara los padres, una zona de hostelería donde poder disfrutar de un refrescante refresco en plena ‘sabana madrileña’.

Aquí podéis ver su web con horarios y precios.