Hace 20 años visitaba uno de los parques de atracciones que más me han marcado. En ese momento Port Aventura tenía la montaña rusa por excelencia en España, el Dragon Khan, que poseía en ese momento el record de loops invertidos con nada más y nada menos que ocho.

Además contaba con otra gran montaña rusa: Estampida, la cual consistía en una carrera entre dos trenes sobre una montaña de madera.

20 años después las cosas han cambiado, pero sigue manteniendo esa magia que tenía desde mi anterior visita. Sigue contando las mismas mundos que tenían a los que se le suma un espacio dedicado a los más peques: Sésamo Aventura.

Mediterránea es el inicio de todo donde te situarás en un precioso pueblo pesquero y podrás comenzar tu aventura.

El Far West, un pueblo lleno de vaqueros, foragidos y bailarinas de Cancán, donde no debes perderte el gran espectáculo del salón además de participar en la carrera más trepidante del parque: Estampida.

En México podrás disfrutar de su gastronomía pero ojo con el picante, además de sus Mariachis. Podrás sentirte como el mismísimo Indiana Jones visitando sus pirámides de fuego…

Visita China solo si eres valiente ya que es el lugar de residencia de las dos grandes montañas rusas del parque, el temible Dragon Khan y el nuevo Shambhala, looping y caída libre solo para los más atrevidos.

Sorpréndete con una selva tropical en el mismísimo centro del parque, La Polinesia, donde disfrutarás de espectáculos envueltos en la magia del fuego y cuenta con la atracción más refrescante de todo Port Aventura, el Tutuki Splash. Por cierto, si te gustan los dinosaurios no podrás dejar de montarte en Dino Escape 4D, donde experimentarás un viaje al Jurásico y Cretácico y deberás escapar del temible T-Rex entre otras cosas.

Además si vas con los peques de la casa (o no tan peques) podrás sentirte como en el mismísimo Barrio Sésamo en este nuevo mundo que han traído para ti, donde los pequeños disfrutarán en sus atracciones y todos reiréis en el show de Elmo.